La Influencia Masónica en la Revolución de Mayo

Actualidad 25 de mayo de 2024 albarracin.cesar@gmail.com [email protected]
Blanco Foto Simple Marco Estudio de Fotografía Portada para Facebook

Al cumplirse 214 años de aquel 25 de yo de 1810 mayo, es importante recordar a los hombres y mujeres que lucharon por la libertad, la igualdad y la fraternidad, ideales que son pilares fundamentales de la Masonería. La Primera Junta de Gobierno, formada en ese histórico día, contó con la presencia de varios masones destacados que fueron clave en la construcción de nuestra nación libre y soberana. Entre ellos se encontraban Cornelio Saavedra, Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Manuel Alberti, Domingo Matheu, Juan Larrea, Juan José Paso y Mariano Moreno.

El contexto en el que se desarrollaron estos eventos fue crucial para entender la influencia de la Masonería en la emancipación de Argentina. La Logia Lautaro de Buenos Aires, a la que pertenecían muchos de estos patriotas, jugó un papel esencial en la organización y el impulso de los movimientos independentistas. Además de los mencionados miembros de la Primera Junta, otros masones como Hipólito Vieytes, Manuel Borrego, Antonio Luis Berutti, Nicolás Rodríguez Peña y Mariano Cosme Argerich también tuvieron una participación activa.

La Masonería exige de sus miembros que sean hombres libres, capaces de tener sus propios criterios de realidad y de realizar juicios basados en la deducción racional y lógica. Esta libertad de pensamiento se refleja en la diversidad de ideas entre los masones, lo que no impidió que trabajaran juntos hacia un objetivo común: la independencia de su patria.

Desde tiempos del Virrey Sobremonte, la sociedad masónica tenía una presencia significativa en Buenos Aires. La Jabonería de Vieytes, por ejemplo, era un conocido lugar de reunión de la logia "Amigos de la Libertad". Las invasiones inglesas de principios del siglo XIX contribuyeron a fortalecer la labor masónica en la región, y la Logia Independencia de Buenos Aires recibió una comunicación de la Gran Logia de Versalles en 1795, evidenciando los lazos internacionales de la Masonería local.

El levantamiento patriota que culminó en la Revolución de Mayo de 1810 fue gestado en gran parte por masones. En 1793, en Londres, Francisco de Miranda había establecido un pacto con masones americanos, incluyendo a Saturnino Rodríguez Peña, para apoyar la emancipación de América con la ayuda británica. Aunque las condiciones pactadas no se cumplieron durante las invasiones inglesas, los masones de Buenos Aires se organizaron y, tras la caída de Sevilla en manos de Napoleón en 1809, convocaron a un Cabildo Abierto.

El Partido Patriota, compuesto mayoritariamente por masones, argumentó que la soberanía residía en el pueblo en ausencia del rey, y logró imponer su posición en el Cabildo Abierto del 25 de Mayo de 1810. Así se formó la Primera Junta de Gobierno, integrada casi en su totalidad por masones. Estos líderes patriotas continuaron su lucha por la emancipación y jugaron un papel crucial en la creación de la nueva nación.

La historia de la Revolución de Mayo y la independencia de Argentina está profundamente entrelazada con la Masonería. Los ideales masónicos de libertad, igualdad y fraternidad guiaron a estos hombres en su búsqueda de una patria soberana y siguen siendo un faro para la Masonería Argentina en su trabajo constante por una sociedad mejor.

Lo más visto